27 Feb
2011

PROGRAMA de ACTIVIDADES. marzo 2011

Xa tendes aqui o programa deste mes  de marzo. Comenzaremos coa marcha a Castro Lupario no primeiro fin de semana. O domingo 13 teremos que dividir o equipo  para poder participar na TransGalaica de Pontevedra e realizar a subida a Mte. Espiñeira desde Tapia. Programamos para a festividade do sábado 19 a marcha “Xiro de Compostela” asequible para todos. O día seguinte será Pontemaceira o destino ainda que parte do equipo participará na 4ª Marcha “Os 3 picos” de Viveiro. No último domingo do mes recibiremos a primavera rodando no clásico itinerario “Ribeiras do Tambre”. Todas as marchas  dominicais do club terán saida as 10:00 horas desde A Ferradura.

Máis Información no arquivo: PROGRAMA MARZO 2011

21 Xan
2011

RUTA BTT. Concello de Dumbría

La ” I RUTA BTT CONCELLO DE DUMBRIA”,  se va a celebrar el sábado día 5 DE FEBRERO, en Dumbría. Son 35km de ruta, de los cuales 2km, son por pista asfaltada, de dificultad media, 2 avituallamientos, a unos 12km de la salida, en la ermida Das Neves, nos estarán esperando con refrescos…, y otro al finalizar, con pinchos, bebidas…,  el que quiera ducharse, vamos a tener duchas y sitio para lavar las bicis. Tanto la salida como la llegada van a ser desde el área recreativa y polideportivo ” O Conco”, en Dumbria. La salida va a ser a las 9:30 a Se recomienda estar a las 9:00, para firmar los estatutos de participación, ah!! y es totalmente GRATUITA.

Para apuntarse o bien en las oficinas del ayuntamiento de Dumbría, o llamando al teléfono 981 74 40 01, indicando el nombre apellidos y el DNI, o en este  correo jcastineiracosta@yahoo.es, indicando los mismos datos, también se puede hacer en el mismo día de la ruta. Como se espera bastante participación, hemos tasado el número de participantes a 200, el mapa de la ruta y el cartel, lo pondremos en la web

http://www.dumbria.com/wb/esp/index.htm.

Nada más que decir que el recorrido merece la pena, por las impresionantes vistas que vamos a tener, en uno de los puntos más altos de la zona, donde si está buen día vamos a poder divisar Camariñas, Finisterre…decir que Dumbría está en el corazón de la Costa da Morte, a 10km de Ceé, y a 15km de Vimianzo, en la web del concello explica bien como llegar.

15 Xan
2011

MARATON de ATENAS

El pasado 21 de Octubre se celebró en Atenas el 2500 aniversario de la más popular de las carreras con 21.000 participantes. Milicíades, el general ateniense que mandaba las tropas que defendian Atenas, no esperó en la ciudad. Partió con sus 10.000 hombres al encuentro de los 50.000 persas que desembarcarían en la llanura de Maratón a unos 40km de Atenas. Llegaron rápido. De camino avanzaban las milicias hermanas de Esparta. No llegaban a tiempo. Así, Milicíades lanzó a sus falanges desde una colina que dominaba el frente persa. Con velocidad y estruendo entraron al cuerpo a cuerpo y la victoria les daba alas. Muchos persas se refugiaron en las naves de desembarco. Previsiblemente las naves contraatacarian Atenas por mar. Alguien tenía que dar aviso.  Milicíades envió a su mejor merodromo ( corredor mensajero) con la noticia de la victoria.

También con la orden de que la población en masa saliera a puertos y colinas. Atenas debía parecer protegida. Lo que sigue ya es bien conocido.

El Maratón Clásico de Atenas se instaura oficialmente en 1983 en memoria de Grigoris Lambrakis, parlamentario griego, médico, activista comprometido por la Paz y los Derechos Humanos, además de gran deportista. El 21 de Abril de 1963, el movimiento pacifista de Grecia organizó la 1º marcha maratoniasna por la Paz por el recorrido de Filípides. La policia cargó contra los manifestantes y detuvo a muchos de ellos. Lambrakis,al poseer inmunidad parlamentaria, marchó sólo entre amenazas hasta el final con una pancarta con la palabra Grecia y el símbolo de la Paz. Un mes despues sería asesinado por ultras.

Desde entonces el espíritu luchador de Lambrakis permanece en el corazón del pueblo griego como símbolo nacional de democracia y Paz. No cabe duda que el maratón esta unido a valores que superan lo meramente deportivo. Aquellos librepensadores, pusieron en marcha una imparable correa de transmisión internacionalista de valores humanos, justicia social y concordia que sigue creciendo con la celebración de cada maratón. Saludos: Raúl.

11 Xan
2011

El secreto de la bici de Bartali

El italiano ayudó a salvar la vida de 800 judíos en la II Guerra Mundial como correo de una red clandestina. Murió en 2000 sin que se conociese su gesta.

Gino Bartali se murió en el año 2000 sin que nadie supiese su verdadera historia, la del corredor grandioso que dedicó dos años de su existencia a salvar la vida de ochocientos judíos. Para ello se valió de su bicicleta donde escondía la documentación necesaria para sacarlos de Italia. Y así, bajo la apariencia de simples entrenamientos, llevaba los papeles de un lado a otro. Nadie sospechaba en aquel momento de uno de los grandes mitos del deporte italiano, del hombre que había conseguido darle a Mussolini el Tour de Francia en 1938.

Gino Bartali escondió un secreto durante casi sesenta años. En el año 2000 se fue a la tumba con él y sólo un descubrimiento casual permitió conocer la dimensión humana que uno de los grandes ciclistas del siglo XX alcanzó durante la II Guerra Mundial. Nacido en la Toscana, en el seno de una familia humilde que se dedicaba a trabajar el campo, Bartali comenzó a correr gracias a que su padre le encontró trabajo en un taller de reparación de bicicletas. Su dueño, contento por el trabajo de Gino, le regaló una y le animó a que se entrenase. A partir de ahí las escarpadas carreteras de la región fueron su espacio natural, el lugar en el que maduraron las piernas que rivalizarían con las de Coppi en el duelo que dividió Italia años después.

Pero antes de que el Campionissimo y él protagonizaran algunos de los duelos más grandes de la historia del ciclismo Bartali estaba considerado como el ciclista del régimen de Mussolini. El Duce, en su delirio, soñaba con ver a un italiano derrotando a los franceses en el Tour y todas las miradas se volvieron hacia Bartali, que en 1936 ya se había adjudicado el Giro y era una celebridad en todo el país. En 1937 una caída frustró su misión. Había comenzado a brillar en la montaña, pero en el descenso del Col de Laffrey se fue por un puente. Sus compañeros, asustados por el accidente, se asomaron por el precipicio y le encontraron en el fondo, en el riachuelo. Se movía. Allí se gabó el sobrenombre del monje -debido a sus profundas convicciones religiosas- volador.

Lo que nadie imaginaba es que en aquellos años oscuros Bartali, uno de los símbolos del Partido Nacional Fascista, era en realidad uno de los personajes claves de una organización dedicada a salvar la vida de los judíos italianos a los que los alemanes querían enviar a sus hornos crematorios. Gino Bartali seguía entrenándose y realizaba largas sesiones de entrenamiento por las carreteras de la Toscana o Umbría. Nadie podía suponer que en el cuadro de su bicicleta o debajo de su sillín transportaba documentos y pasaportes destinados a los judíos que se escondían en algunos de los monasterios italianos.
Bartali no despertaba demasiadas sospechas pese a que la guerra impedía cualquier competición y resultaba extraño ver a alguien entrenándose en aquel ambiente. Corría con ropa en la que se podía leer su nombre lo que le permitía recorrer kilómetros recibiendo los saludos efusivos de los soldados italianos, para los que era un auténtico ídolo. Y cuando una patrulla alemana le detenía la respuesta era sencilla: “Sigo trabajando para las carreras que vengan después”. Y le dejaban marchar. Los ejércitos se habían acostumbrado a ver pasar a Bartali de un lado a otro en su bicicleta, subiendo y bajando montañas, cambiando continuamente de ruta. Era el correo perfecto.

En los conventos y monasterios la red organizada por Giorgio Nissim -con el apoyo de varios arzobispos- se dedicaban a elaborar los pasaportes destinados a salvar la vida de cientos de judíos y que Bartali transportaba jugándose la vida en aquellos viajes por las carreteras que conocía como nadie pero que le podían deparar una sorpresa desagradable en cualquier momento. Durante 1943 y 1944 el corredor toscano, el beato Bartali, se dedicó a esa misión sin que nadie le delatase. Acabó la guerra y aquellos entrenamientos kilómetros aún le valieron en su carrera deportiva porque con 32 años pudo ganar en 1946 el Giro y en 1948, con 34, se apuntó el Tour de Francia en una demostración colosal en la montaña ya que se impuso en siete etapas de aquella edición.

Bartali se retiró a su tierra, a Florencia, y durante cincuenta años no dijo nada de su trabajo para ayudar a los judíos que habitaban Italia. Durante décadas quedó sobre él la etiqueta de haber sido el corredor de los fascistas. No le importó. Se murió en el año 2000. El mundo sólo descubrió su magnitud en 2003 cuando los hijos de Giorgio Nissim encontraron un viejo diario de su padre en el que detallaba la forma en que funcionó la red clandestina dedicada a conseguir documentos que salvasen la vida de los judíos.
Allí, en aquellos papelajos, se explicaban minuciosamente los viajes que hacía Bartali, los kilómetros que recorría, los papeles que escondía su bicicleta y, sobre todo, lo abnegado de su dedicación a la causa. Los Nissin contaron lo que su padre escribió y entonces empezó a cobrar sentido tanto entrenamiento en una época en la que costaba ver a un ciclista recorrer una carretera italiana. Italia descubrió a uno de sus grandes héroes. Los Nissin también contaron el dato más importante que escondía el diario de su padre: 800 judíos evitaron el viaje a algún campo de concentración de los alemanes gracias a las piernas de Gino Bartali.

18 Dec
2010

“Chupar”roda

Para calcular la energia necesaria para impulsar la bici, el italiano Di- Prampero propuso la siguiente ecuación: Costo Energético=(Ka·A·V3)+(kr·P·v)+(gP·i·v). En donde Ka es coeficiente de resistencia al viento. A la superficie frontal del ciclista sobre la bici, V la velocidad de la bici + o – la velocidad del viento según esté  en contra o a favor. Kr es el coeficiente de la resistencia a la rodadura. P el peso del ciclista +la bici, v la velocidad de la bici sin el viento. g la constante gravitatoria, i el indice de inclinación del terreno en %y v otra vez la velocidad sin viento. De esta fórmula , que ha sido comprobada con bastante exactitud en la práctica, se pueden sacar conclusiones interesantes: 1º,Si el terreno es llano : i=0, luego el peso del ciclista y la bici desaparecen de un sumando. Teniendo en cuenta que el coeficiente de rodadura es muy pequeño, el peso casi desaparece de la fórmula. En cambio A(superficie frontal) (sólo se disminuye con postura aerodinámica) y V(velocidad de la bici + velocidad del viento en contra) estan elevadas al cubo, siendo por tanto el factor limitante y determinante del rendimiento. Es decir, en llano no importa el peso del ciclista ni de la bici. Sólo los watios que uno sea capaz de desarrollar y la postura aerodinámica. (En realidad el peso si influye en la arrancada, pero una vez adquirida la inercia es incluso una ventaja porque estabiliza mejor la velocidad).

Cuesta arriba es otro asunto. Ahí entra el factor inclinación que se multiplica por el peso, por lo que los escaladores , cuanto más ligeros sean, mejor se enfrentan a las cuestas más empinadas. Asi: Cancelara desarrolla 480W en una contrareloj de una hora, pero pesa mas de 80 kilos. Contador desarrolla 420, pero pesa 60. La relación peso potencia seria: 480/80=6, y Contador: 420/60=7. Es decir la relación peso potencia es mucho más favorable en Contador, por eso sube mejor. En cuanto a lo del viento , queda claro lo importante que es ir a rueda, pues si el de delante te tapa puedes reducir el esfuerzo tanto más cuanto mayor sea la velocidad. En el pelotón no hace falta ir tan pegado al de delante, el grupo tapa tanto que se puede ir a 40km/h con la mitad de esfuerzo que el que va tirando. Saludos: Raúl.

Sitios que che interesan

Destacamos

As nosas Rutas

Wikiloc