Ribeira Sacra

Cero grados, como siempre dice Brandan la temperatura ideal, ni frío ni calor. Pero no es verdad, a cero grados y a las puertas de la espectacular Riberia Sacra hace un frío de mil demonios,

1

y si además la ruta comienza descendiendo por un precioso sendero de color ocre cubierto por una espesa capa de hojas de castaño, tan gruesa que camufla por completo las piedras que a lo largo de muchos cientos de años han caído de los balos que lo jalonan.

Y es que los senderos centenarios y las vistas casi infinitas han sido una constante a lo largo de toda la jornada, aderezados por la niebla y el frio que por momentos lo dominaban todo.

DSC01468Cuando planteamos hacer una ruta por esta comarca nuestro buen amigo Juan Carlos Macia no se lo pensó dos veces y se ofreció desde el primer momento a organizar el recorrido, las duchas y un lugar donde comer, y nosotros por nuestra parte le correspondimos, con una buena representación del club, acompañados de nuestros camaradas de aventuras los amigos de O Trisquel y por supuesto los Ultreias vestidos de blanco, Batman y Robín, perdón, Brandan y Juancho. Por su parte también contamos con varios guías de lujo del C.C. Monforte entre los que se encontraba: Brais, Oscar y otros dos de los que no recuerdo el nombre, además por supuesto de Juan.

2013-11-30 13.06.40Tras casi dos gélidas horas de viaje a las 9:00 de la mañana ya estábamos en Sober con el frente del coche cubierto por una gruesa capa de hielo producto de las bajas temperaturas experimentadas por el camino.

El comienzo de la ruta por centenarios caminos ya en desuso rodeados de robles, castaños, abedules o alisos, a los que el otoño tiñe de colores ocres y marrones, daba paso tras un largo descenso al primero de los miradores, al lado del embarcadero de Os Chancis a donde llegamos contentos pero helados.

A partir de ahí comenzaba la subida más larga de la jornada, una subida de unos 8 km. que sirvió para que por fin pudiéramos coger temperatura y que culminaba en el mirador de  Bolmente, con su moderna pasarela, donde continuaron las fotos y desde donde comenzaba un divertido recorrido por el borde superior de los cañones, hasta alcanzar otro nuevo mirador, el de Cotarro.

DSC01436

Un nuevo y más complicado camino nos llevaría atravesando un precioso bosque autóctono hasta el monasterio de Cadeira, y su correspondiente mirador, donde tras las fotos de rigor, comenzó un poco el descontrol separándonos al poco de partir en varios grupos que terminarían completando la ruta cada uno a su manera, no sin antes encontrarnos con restos de la nieve caída hacia ya varios días, y que dan una idea de las bajas temperaturas que experimentamos.

FOTOS

Al final ducha fría para algunos y caliente para otros, y a degustar unos generosos entrantes y un exquisito codillo al horno del que casi no dejamos ni el hueso.

Magnifico día, pese al frío y la niebla, magnifica ruta, e inmejorable compañía, esta ruta se merece volver en otra ocasión y los amigos de Monforte que vallan pidiendo permiso, porque en primavera les daremos la revancha en nuestro territorio, hasta entonces solo podemos darles las gracias por todo el magnífico trabajo que han hecho.DSC01456

Facer un comentario

You must be logged in to post a comment.

Sitios que che interesan

Destacamos

As nosas Rutas

Wikiloc