Xacobea Ferrolana.

15 Abr 2013 , Non hai Comentarios »

JUBILEO PASADO POR AGUA

Domingo 7 de Abril

Madrugón, Cargar bicis, arrancar para Ferrol, Exposición de las rutas del mes, Autopista, bajar a los “Toupas” en Cabanas, Autopista, llegar a Ferrol, descargar bicis, montar bicis, arrancar… y en solo 73 metros, ¡La 1ª avería del día!, ¡no me lo puedo creer! ¿Cómo puede ser que alguien rompa la cadena en solo 73 metros de ruta? Pues sí, ¡Juancho lo había logrado!, yo creo que esto debe ser un Record Guinness por lo menos.

Unos continúan y otros se quedan con Juancho reparando, solucionan y toman un pequeño atajo con lo que adelantan al grupo principal (muy listillos ellos), no sin antes ver como los mas pros también se caen, pues Brandan derrapa en una piedra resbaladiza y besa el suelo, afortunadamente sin consecuencias, pero el atajo no les sirve de nada pues en Neda, Raúl rompe el cambio y tiene que abandonar, los demás continuamos y con él, intentándo reparar se quedan de nuevo: Brandan, Juancho, Pedro y Camilo.

Mientras tanto el grupo de Pontedeume, tras las dudas iníciales ataca un inicio de ruta muy, pero que muy duro, con una subida de unos tres kilómetros con un desnivel medio de un 25% y sin un solo descanso, vamos que cogieron temperatura si o si, luego la cosa les fue un poco mejor, y así siguieron todos juntos hasta Betanzos.

Por su parte el grupo de Ferrol reinicia la marcha con Angel y Soti en cabeza tirando como posesos, y Gonzalo a su rueda, tanto tiraban que al final rompieron la cuerda, y se formo un pequeño grupo de cabeza en que estábamos: Angel, Soti, Gonzalo, Cris, y yo, grupo al que tras dos o tres kilómetros se nos unió Simal.

A apenas unos minutos detrás venía otro grupito formado por Illodo, Puente y Segade, y mas tarde el de Alfonso, Ruda, Guillermo, Toño y Miki. Y Pedro y Camilo también deciden tirar dejando a Brandan y Juancho intentando reparar el cambio de Raul.

Poco antes de Miño Soti abre un eslabón de la cadena y tiene que parar a repararlo, con lo que se nos escapan definitivamente Angel y Gonzalo. Como Soti ya casi tenia terminado el trabajo y en estas cosas no necesita ayuda decidimos tirar que total ya luego nos alcanza. A su altura llega el grupo de Illodo, Segade etc.. y Soti continua con ellos, hasta que en un repecho se les escapa y al poco vuelve a enlazar con nosotros justo al llegar a Miño. Y desde allí hasta el final ya continuaríamos juntos.

Por su parte el grupo de Presedo (Picallos, Dipri, Senen, Berto y Roberto) estaban comenzando a sufrir lo suyo en la dura rampa de ascensión al Mesón do Vento.

Camilo y Pedro alcanzan al grupo de Manolo Ruda, Miki y Alfonso con los que continúan hasta cerca de Miño y que pronto son rebasados por Brandan y Juancho que a su vez poco antes de Betanzos dan cuenta de Pedro y Camilo y localizan a Toño y Guillermo, quedándose Juancho con Guillermo y tirando Brandan solo hasta Betanzos.

A todo esto Manolo Ruda y Miki se pierden en Miño y se dan una propina de 10 Km. extra hasta volver a conectar con el camino.

En Betanzos el camino está muy mal indicado, y cuando sales a la plaza mayor las indicaciones brillan por su ausencia, y tan solo los que tenían GPS o Super-Brandan que se orienta hasta en la oscuridad, fueron casi los únicos que dieron con la ruta correcta, mientras los demás tiraron un buen trozo por carretera.

Los primeros fueron Angel y Gonzalo, que unos 10 km. de asfalto después de Betanzos y tras preguntar en una gasolinera vuelven a enlazar con el camino haciéndose unos tres o cuatro kilómetros de mas, luego pronto son alcanzados por Brandan, continuando juntos hasta la fuerte rampa de Mesón do Vento.

Nosotros (Soti, Simal, Cris y yo) también tomamos exactamente esta misma ruta por asfalto, y luego nos encontramos ya en el camino con Illodo y Puente, que habían pillado la ruta correcta y se habían hecho menos distancia, en un parada para comer algo, nos alcanza Pedro que se había descolgado de Camilo en Miño, y al poco también llega Segade.

Camilo se encuentra en Betanzos con Toño que andaba un poco perdido y ya continúan juntos hasta el Mesón do Vento. Alfonso se estaba haciendo casi toda la ruta por solitario. Y Ruda y Miki en Betanzos deciden tirar por carretera hasta Santiago.

El grupo de Presedo ya había superado la dura pared del Mesón do Vento y Senen que esta muy fuerte se les había ido por delante pero había parado a tomar algo en un bar antes de Poulo, donde le vuelven a alcanzar y tras tomarse un cafecito, continúan ruta.

En ese momento les pasan Brandan (que ya había alcanzado a Angel y descolgado a Gonzalo) y Ángel.

Aproximadamente en ese momento las cosas estarían tal que así:

Brandan y Ángel por delante, Gonzalo por algún atajo de carretera (pues llego a Sigueiro si adelantar a los “Toupas”), Senen, Presedo, Berto, Roberto, Dipri y Picallo llaneando camino de Siguiero. Pedro, Simal, Illodo, Cris, Soti y yo justo en el alto del Mesón do Vento comenzando el tramo de llaneo. Segade casi en el alto y Puente sufriendo particular calvario en esta dura ascensión, Ruda y Miki a media ascensión por la carretera, Camilo y Toño en el inicio de este puerto, Alfonso poco más atrás, y Guillermo y Juancho… no sé muy bien por donde se encontraban.

Al llegar a Siguiero el “grupo de Pontedeume” se despidió de Berto que se quedaba en su casa, y se encontraba con Gonzalo que estaba comiendo algo y que les había adelantado por arte de magia, mientras Brandan y Angel ya estaban llegando a Santiago. Deciden continuar juntos pero en las subidas el cansancio hace mella de ellos y Gonzalo se escapa y luego Senen y Roberto mas fuertes hacen lo mismo, mientras Picallos decide tirar por carretera.

Más adelante cuando nosotros ya nos encontramos a unos dos kilómetros del Polígono del Tambre sentimos gritar a Simal… ¡¡ Los Toupas !! y alcanzamos a Presedo y Dipri, que van totalmente agotados y deshidratados, les doy el agua que me queda, y tras charlar con ellos unos minutos decido tirar pues los otros se me habían escapado.

Cuando al cabo de un rato Presedo y Dipri consiguen llegar al Polígono, se paran a comprar unas bebidas en una máquina expendedora, y al poco llega Segade que ya se dirige hasta el Obradoiro, mientras yo conseguí alcanzar en Xoan XXIII a mi grupo y entramos triunfales en el Obradoiro, fotos de rigor para inmortalizar el momento y las monjitas a lavar las bicis, por el camino nos encontramos a Roberto que estaba guardando su bici, pues hacia un rato que él y Senen habían llegado.

Picallos que termino por carretera ya se había ido para su casa, y luego a lo largo de la tarde fueron llegando Ruda y Miki, luego Alfonso, Puente que también venia solo, Camilo y luego Juancho y Guillermo, por ultimo Toño que pidió que le vinieran a buscar, y decidió abandonar en el Mesón do Vento.

Lo que estaba previsto era formar dos o tres grupos y hacerla todos juntos en esos grupos, pero al final el mal tiempo que nos acompaño todo el día hizo estragos y provoco esta desbandada que al final termino como os he intentado contar, y como cada uno sabe lo que hizo os acompaño un documento donde podréis leer la experiencia de cada uno.

LAS DIFERENTES CRONICAS DEL CAMIÑO DE FERROL

Antonio Toribio

Facer un comentario

You must be logged in to post a comment.

Sitios que che interesan

Destacamos

As nosas Rutas

Wikiloc